No sólo son plantas de acuario

Muchas de las plantas de acuario, se pueden sembrar también en estanques o en terrarios, porque sus tallos  al llegan a la superficie del agua siguen creciendo erguidos, por ejemplo, Alternanthera cf. Reineckii  (alternantera),   Bacopa monnierii (bacopa verde), Myriophyllum aquaticum (Myriofilum). igualmente algunas especies de Echinodorus, como  por ejemplo, el Echinodorus cordifolius

Los géneros Nymphaea y Nymphoides, son plantas que tiene hojas que pueden estar sumergidas o flotando en la superficie del agua, y sus flores se abren en la superficie. Estas plantas pueden ser de acuarios o de estanques.

La Anubias barteri (Anubia), y el Microsorum pteropus (Helecho de java) Se pueden sembrar tanto en acuarios como en estanques o en terrarios, ya que pueden estar completamente sumergidas, o sólo sus raíces estar húmedas.

Cualquiera de las especies de plantas flotantes puede estar también en acuarios o en estanques proporcionando sombra a los peces.

Pistia Stratiotes  y  Eichhornia crassipes  son plantas flotantes. Si se van a colocar en acuarios éstos deben ser destapados, ya que el tamaño de sus hojas sobre la superficie del agua es grande para un acuario tapado.

La Victoria Amazonica, por ser una planta de hojas muy grandes, es solamente para estanques.

Anuncios
Publicado en Plantas de acuario | Deja un comentario

Las algas y el sol

Popularmente se cree que si a un acuario le da la luz del sol se llena de algas. Esto no siempre es cierto, le puede llegar la luz del sol unas horas en la mañana u otras horas en la tarde y no tener algas. La luz solar es beneficiosa  para los peces y mucho más para las plantas. Pero, es cierto, que  la luz solar y la iluminación artificial pueden contribuir grandemente a que en un acuario aparezcan las algas, ya que a mayor iluminación, las plantas y las algas aceleran la fotosíntesis y por lo tanto su crecimiento; aprovechando más eficientemente los nutrientes disponibles en el agua del acuario.

Si se tiene un acuario con plantas naturales creciendo sanas, que ha estado con luz natural unas horas al día, y nunca había presentado un problema de algas, y de un momento a otro empezamos a ver que las algas crecen; en los accesorios del acuario; en las hojas de las plantas; los vidrios se recubren de ellas. Tenemos problemas, algo hemos hecho o dejado de hacer que creo un desequilibrio en la concentración de sustancias en el agua del acuario favoreciendo el crecimiento de algas.

Cuando esto ocurre hay que tratar de recordar qué se varió con relación al acuario; si se cambió de marca de comida o modificamos la cantidad que diariamente les suministramos a los peces; si recientemente se aplicó abono; o se cambió la intensidad de la iluminación, o se está dejando la iluminación más horas al día; si hubo muertes de caracoles o peces y no se hizo el mantenimiento adecuado.

Las observaciones anteriores son algunos de los factores que pueden desencadenar un crecimiento de algas; y ser conscientes de ellas, nos permite tener un punto de partida que nos oriente sobre cuál puede ser el evento que desencadeno este inusual crecimiento de algas, y poder darle solución.

Minientrada | Publicado el por | Deja un comentario